La naturaleza de Dios y el hombre.

Globe in hand He escuchado muchas veces a la gente decir que Dios creó al hombre para ser alabado por este. Esta es una idea que permea el mundo cristiano y que proviene de una relación equivocada con Dios. Hay un axioma milenario que dice:

Como es arriba es abajo”
Es decir, el hombre en su verdadera naturaleza, refleja la naturaleza de su creador, y fué por esto que en las Escrituras se dijo:
“Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra lo creó” Genesis 1: 27
De manera que Dios creó al hombre como una imagen o copia de sí mísmo no en lo físico, sinó en lo espiritual. El hombre contiene en potencia todos los atributos Espírituales del creador y en un nivel mas pequeño, podría incluso expresar estas cualidades si fuera restablecido de nuevo a su naturaleza original por el Espíritu Santo. Y fué por esto que se dijo:
“De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará” Juan 14: 12

Jesús es la manifestación de Dios hecha carne, y en este versiculo nos dice( o promete) no una, sino dos veces que quién cree en su naturaleza( de donde él proviene) puede hacer las mismas cosas que él hizo y aun cosas mayores. De tener Jesús la razón, (y creédme que la tiene) él nos estaría igualando a sí mismo y haciendonos de la misma naturaleza de Dios.

Dice Pablo por otro lado:

¿No sabeis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? 1 Corintios 3: 16

Increible!!!! Pablo nos dice que el Espíritu de Dios vive en nosotros, que Dios usa nuestro cuerpo como Su cuerpo. ¿Entonces porqué es tan dificil expresar nuestar verdadera naturaleza? ¿Porqué tan difícil hacer las grandes obras que Jesús nos prometió?

Jesús nos dice: “El que cree en mí, las obras que yo hago, él las hará también” , ¿Será posible que no creemos en él a pesar de todo lo que hablamos y le gritamos al mundo? Notese que Jesús dice que estas obras serán hechas por el que cree en él, sin embargo el mundo está lleno de cristianos y todos decimos creer en Jesús hasta la muerte. Si esto es así, ¿porqué no podemos hacer las obras? Despues de todo esta fué una de las promesas ¿no es así?

Cuando Jesús vino la humanidad estaba tan perdida como lo está hoy en dia, es decir no encontrabamos el camino de vuelta a Dios. De manera que Jesús le dijo a todos los seguidores de la epoca: Observad lo que hago y cómo lo hago, y después ustedes vayan y hagan lo mismo, al igual que una maestra diría hoy en dia a sus pequeños: Repitan despues de mí….

Esto podría parecer fácil y lo sería si no hubiera un gran obstáculo. Y este obstáculo o piedra de tropiezo ha estado con la humanidad desde el principio y se llama contradicción, o división mental

“Si un reino está dividido contra sí mismo, tal reino no puede permanecer. Y si una casa está dividida contra sí misma, tal casa no puede permanecer.” Marcos 3: 24-25

Y sucede que nosotros estamos fragmentados mentalmente, y muy bién divididos, ya que nuestras ideas de Dios son muchas y miles y ocupan toda la gama del espectro, desde un Dios benigno hasta un Dios que puede ejercer violencia contra nosotros… y yo me pregunto ¿es posible acercarnos verdaderamente a un padre con con el cual tenemos una relación de miedo y amor?

Para hacer milagros hay que tener una mente libre de contradicciones, no dividida, lo cual es no-existente en el cristiano comun. Para hacer milagros hay que hacer la voluntad de Dios, es decir, hay que tener una mente uni-direccional ya que la mente y la voluntad de Dios son una e indivisible y solo van en una dirección: hacia el bién.

El hombre por el contrario, siente amor por muchas cosas que difieren en naturaleza y se oponen, debilitando su voluntad y fragmentandolo. En muchas ocasiones nuestra mente está completamente dividida como cuando albergamos la idea del cielo y el infierno, y así sucesivamente.

Para expresar lo que somos, o sea la imagen de Dios, y llegar a la estatura de Cristo, hay que tener una mente unida y libre de fragmentaciones. La unidad de la mente es lo que produce la fe y nos lleva a tener la misma mente por la cual Cristo hizo sus milagros.

El apóstol Pablo en Efesios 4: 1-13 nos habla de esta unidad y a donde nos lleva cuando nos pide que:

“(Estémos) solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; un cuerpo y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación” Efesios 4: 3-4

Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a la estatura de la plenitud de Cristo. ( En inglés: hasta que alcanzemos la madurez Espíritual de Cristo) Efesios 4: 13

Jesús vino a mostrarnos con su vida que nosotros también eramos hijos de Dios y con el mismo potencial y que Dios vive en nuestros cuerpos, y pablo nos recuerda esto en Efesios 4: 6 “Un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos.”

Un Dios que es padre de todos y en todos, y este es el misterio de las edades que el Cristo vino a revelar, el misterio de nuestra naturaleza y la verdad sobre el potencial del hombre. Un potencial que debemos luchar por realizar, no por temor como se nos ha enseñado, sino porque nos revela la verdad de nuestra unidad con el Padre, “porque en él vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser, porque linaje suyo somos”. Hechos 17: 27-28

Paz, amor y bendiciones.

www.hermanojulio.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sobre Dios, Sobre el hombre, Sobre Jesúcristo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s